Cazuela de rape

Cazuela de rape, receta con rape, comprar marisco sevilla, marisco sevilla, marisquería sevilla, almacén de mariscos, marisco de mar, pescados congelados, gambas, langostinos, patas rusas, buey de mar, bocas rusas, cigalas, bogavantes, carabineos

 

Aprende a preparar una cazuela de rape con esta rica y fácil receta que te trae Mariscos González. Un plato muy fino y muy rico, con una salsita espesa tan buena que no podrás evitar mojar un poco de pan.

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 0 3 rodajas de rape por persona, según tamaño
  • 1/4 de k de almejas chirlas
  • 2 cebollas blancas medianas
  • 3 dientes de ajo
  • 3 patatas rojas grandes
  • 2 tomates secos
  • 1 copa de vino blando
  • Aceite de oliva virgen
  • Azafrán
  • Sal y pimienta recién molida
  • Caldo de pescado

PREPARACIÓN:

De un rape grande comprar 2 o 3 rodajas, según tamaño. También  puede ser un rape pequeño y en ese caso adaptaríamos las raciones a la cantidad que comamos. Limpiar bien la telilla que tiene el rape y reservar. Poner las chirlas en agua de mar para que suelten la arena mientras preparamos el resto de los ingredientes. Si la almeja es de mayor tamaño poner unas 4 o 5 por persona, la chirla es muy sabrosa pero tiene menos molla.

Cortar la cebolla en juliana y las patatas en rodajas gorditas como para hacerlas a la panadera. Pelar los ajos y cortarlos en láminas. Poner los tomates a hidratar en un cuenco con agua.

En una cazuela de fundición, con un diámetro apropiado a la cantidad  de ingredientes, poner el aceite a calentar. Rehogar primero las patatas, las tendremos unos minutos por cada lado  y cuando han cogido un poco de color sin estar tostadas las retiramos a un plato.

Añadimos entonces la cebolla, los tomates secos y las láminas de ajo y realizamos la misma operación; cuando esté transparente lo retiramos todo junto con las patatas.

Salpimentamos y enharinamos ligeramente las rodajas de rape y las marcamos en el aceite que tenemos en la cazuela. Hay que llevar mucho cuidado con el fuego para que el aceite no se nos queme, debe estar transparente y limpio. Sacamos el rape y agregamos de nuevo las patatas y la cebolla a la cazuela; subimos un poco la temperatura, movemos con cuidado la cazuela sin meter la cuchara, salpimentamos y añadimos el vino blanco. Evaporamos el alcohol, añadimos un poco de caldo y el azafrán y lo dejamos cocer durante 15 minutos a fuego lento.

Mientras tanto ponemos las chirlas en un cazo ancho con una cucharada sopera de agua, no más, las tapamos y las ponemos al fuego para que se abran. Las reservamos con el agua que hayan soltado.

Una vez que las patatas están cocidas añadimos las rodajas de rape que habíamos reservado y las cocemos unos 5 minutos más con las patatas, añadimos un poco de  caldo si fuese necesario. Cuando esté listo, apagamos el fuego, añadimos las chirlas con su agua  y perejil recién picado. Con movimientos en vaivén a la cazuela integraremos todos los ingredientes.

Un plato muy fino y muy rico, con una salsita espesa tan buena que no podrás evitar mojar un poco de pan.

¿Te ha gustado? Compártelo con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+